LO QUE VEREMOS EN LA EXCURSION CONTRASTES

La comunidad judía celebra desde hoy con la caída de la primera estrella el Rosh Hashaná, o el comienzo del año nuevo 5778, que propone un tiempo de reflexión: revisar los orígenes y los propios actos para renacer como hombres y mujeres que toman las riendas de su vida, según explicaron rabinos de diferentes comunidades.

El festejo tiene su epicentro en la sinagoga, con plegarias y cantos, donde se busca renovar la esperanza para el “renacer del ser”. A diferencia de Pesaj (Pascua Judía), Rosh Hashaná -que corresponde al inicio del año 5778- invita en vez de a “tirar papelitos, a guardarlos y ordenarlos para un nuevo comienzo”.

“Rosh Hashaná es la oportunidad para un balance del alma y una evaluación de la existencia y junto al Iom Kipur, Día del Perdón, que se celebra diez días después, nos enfrenta a nuestro propio destino”, dijo un rabino de la comunidad.

SHANA TOVA!

Deje su comentario