MADONNA ENFRENTADA A SUS VECINOS

MADONNA 7

Cuando creíamos que la diva Madonna había dejado atrás todos los problemas legales una vez solucionado la disputa familiar por la custodia de su hijo Roco, ahora la famosa volverá a los juzgados para enfrentarse nada menos que a sus vecinos.
Y es que desde que adquiriera un apartamento de lujo en Manhattan valorado en más de 7 millones de dólares, la artísta ha tenido más de una disputa con las normas del edificio, hasta el punto de acudír ante el juez.
La propiedad en cuestión es un apartamento de valorado en 7,3 millones de dólares (6,4 millones de euros) situado en el emblemático Harperly Hall, un edificio construido en 1910 y localizado en la calle 64 junto a Central Park. Abierto en 1911, fue diseñado por Henry W. Wilkerson y desde 1982 está incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos de la ciudad de Nueva York.
Todo indica que los problemas no son nuevos, y no es la primera vez que existen roces entre los vecinos y Madonna. La polémica gira en torno a las estrictas condiciones que los propietarios de estas exclusivas residencias deben cumplir, exigencias derivadas de las en ocasiones severas normas de convivencia que el propietario firma antes de adquirir la propiedad.
En este caso Madonna se negaría a cumplir con una cláusula por la que se exige que el propietario del inmueble debe de estar presente en la vivienda siempre que haya alguien en ella, es decir, como vulgarmente se dice, ‘no puede dejar las llaves a nadie’.
El proceso legal se presume largo, donde el equipo legal contratado por los responsables del edificio de apartamentos, afirma que Madonna, que posee varias residencias repartidas por todo el mundo, no puede argumentar desconocimiento, y si no habitará la vivienda en cuestión, deberá evitar que otras personas lo ocupen en su ausencia.

Deje su comentario