WOODY ALLEN DESPIDE EL 2014 EN BARCELONA Y BADAJOZ

WOODY ALLEN 2

El cineasta Woody Allen despidió el año 2014 con un concierto en el Gran Teatro del Liceo de Barcelona, dentro del nuevo Suite Festival, junto a The New Orelans Jazz Band, con un repertorio centrado en el mejor jazz internacional, con temas muy vinculados a sus películas. También se presentó en otra ciudad española, Badajoz, y en el principado de Mónaco, entregándose así durante un tiempo a su otra pasión, el clarinete, que practica desde su juventud.
El director del Suite Festival, Juli Guiu, se mostró ilusionado ante la audición y comentó a la agencia Efe, que las 2 mil entradas disponibles para la función se agotaron varias horas antes de que empezara el show.
El público disfrutó de Allen tocando el clarinete junto a su banda habitual, con clásicas melodías muy presentes en películas como Manhattan, Broadway Danny Rose o la reciente Match Point.
Guiu ha rememorado que cuando estaban perfilando la programación del Suite Festival se dieron cuenta de que el director de cine tenía previsto actuar en Mónaco durante esos días y “enseguida dijo que sí a venir el día 31 de diciembre a Barcelona, una ciudad de la que es un enamorado”. Cabe recordar, a propósito, que Allen filmó en esa ciudad una de sus más conocidas películas, Vicky Cristina Barcelona, estrenada en 2008.
Woody Allen ya fue también ovacionado en Badajoz, donde se presentó con la New Orleans Jazz Band y ofreció un concierto que “encandiló” al público del Palacio de Congresos de la ciudad extremeña, según medios locales.
Aunque Woody Allen sea consciente, como ha dicho en alguna ocasión, de que muchas personas acuden a verlo por ser referencia cinematográfica, ha demostrado su virtuosismo con el clarinete, algo que destacó la agencia Efe en su crónica sobre el show de Badajoz, donde explicaron que, como en Barcelona, Allen y su banda han interpretado temas de jazz internacional, algunos de ellos muy vinculados a sus películas, y canciones clásicas de este estilo musical.
El cineasta, de 79 años, escogió el clarinete por su devoción por New Orleans, localidad donde nació Louis Armstrong; y por Nueva York, en la que se encuentran algunos de los más importantes clubes de jazz. Entre sus constantes giras cinematográficas y sus incansables rodajes, cada tanto, se puede ver a Allen tocando en algunos locales típicos de jazz de Nueva York, donde procura no olvidar su pasión por la música.

Deje su comentario