Archivos para junio, 2013

DESFILE DE LAS SIRENAS CONEY ISLAND BROOKLYN

lunes, 24 junio, 2013

MARMAID PARADE 2

Este pasado sábado se organizó una nueva edición del “Mermaid Parade”
Cada año desde 1983, el desfile ha permitido a los artistas neoyorquinos encontrar un lugar de expresión en público. Es una celebración estadounidense a la mitología antigua y a los rituales de los garitos de la playa”, explican los organizadores.

La popularidad del evento, por el que desfilan más de 1,500 personas disfrazadas de sirenas, estrellas de mar, peces, piratas o cualquier otro tipo de homenaje al mundo marino, ha aumentado tanto que en los últimos años ha llegado a congregar a más de 750,000 espectadores.

LA SUPER LUNA EN NUEVA YORK

lunes, 24 junio, 2013

FOTO NYC 351

Ayer domingo 23 de junio la Luna se acercó a unos 357.257 kilómetros de la Tierra y su mayor esplendor fue a las 7:30 de la mañana hora del este de los Estados Unidos (11.30 GMT), el mejor momento para observarla.
Este fenómeno sucede con una frecuencia relativa y se da cuando la Luna atraviesa el perigeo de forma concreta, sucediendo cada 15, 16, 17 o 18 años.
La próxima superluna se dará en el año 2028 o 2029.

AVISO DE OLA DE CALOR EN NYC

lunes, 24 junio, 2013

FOTO NYC 334

Nos visitas en estos días?
Ven preparado para sentír el calor de La Gran Manzana.
Tenemos un aviso de “ola de calor” para el area metropolitana que se extenderá hasta el miércoles.
Excelente semana para todos nuestros seguidores.

SOLSTICIO 2013 EN TIMES SQUARE

jueves, 20 junio, 2013

SOLSTICIO 2

Los solsticios son celebrados en numerosas partes de la tierra de forma especial. Es el momento del año en el que el sol alcanza su máxima declinación norte o su máxima declinación sur con respecto al ecuador. Esto se traduce en el día más largo o más corto del año dependiendo del hemisferio.
Este 21 de junio desde las 7:15AM será un día mágico en Nueva York, miles de personas practicando Yoga en Times Square darán la bienvanida al sol.
Momentos de relajación en pleno centro de una de las ciudades más urbanas del mundo. Donde las prisas, el stress y los agobios están presentes cada día. Las opiniones de aquellos que habían asistido a la sesión de Yoga colectiva, no pueden ser más positivas, que consideran imprescindible la práctica de esta disciplina para llevar una vida de paz y armonía.

BAR DE NYC PREPARA TRAGOS CON HOJAS DE COCA

jueves, 20 junio, 2013

BAR COCA

En la ciudad de Nueva York donde todo parece ya estar inventado, nos encontramos con el mixólogo puertorriqueño Moses Laboy, quien está dando mucho de qué hablar con su nueva invención: cocteles hechos a base de hoja de coca.
“Cuando estaba creando este menú quise hacer algo para estimular a mis clientes”, dice haciendo referencia a la lista de bebidas del restaurante Los Americanos, ubicado enTribeca, el cual únicamente ofrece a sus clientes licores de Suramérica y El Caribe, como el mezcal, el tequila, el ron y el pisco.
“Está llamando mucho la atención, y creo que soy el único que está haciendo tragos con hojas de coca”.
Laboy, quien tiene 15 años de experiencia como bartender y mixólogo, aprendiendo de expertos como Junior Merino y Dale DeGroff, hace un jarabe con las hojas de coca hervidas con azúcar (que según él sabe a yerba mate), el cual luego mezcla con diferentes ingredientes para dar vida a tres de los más populares tragos del local.
“El Cuzco Humming Bird, es el más popular y lo hago con Pisco Portón, sirope de menta, jarabe de coca, limón verde y un poco de amargo de angostura; el Besos Ardientes, que lleva aguardiente, mezcal y hojas de coca; y el Rockero, elaborado con tequila, hojas de coca, jengibre y limón.

Para evitar inconvenientes, los tragos con hoja de coca tienen un pequeño asterisco en el menú para llamar la atención de los clientes sobre lo que están tomando, ya que según Laboy, las personas “podrían resultar positivos en un examen de drogas”.
Los Americanos está ubicado en el 305 de la calle Church, en Manhattan, www.losamericanos.com

 

SIEMPRE TAN IMPRESIONANTE

martes, 18 junio, 2013

FOTO NYC 331

“CRONUT MANIA” NUEVA FIEBRE EN NUEVA YORK

martes, 18 junio, 2013

CRONUT 1

Algunos llegan a la pastelería a las tres y media de la mañana; otros más razonables a las seis. Desde hace un mes Nueva York sucumbe a la fiebre del “crónut”, un híbrido entre el tradicional “croissant” (medialuna) francés y el dónut estadounidense.
Cuando la pastelería abre finalmente sus puertas a las ocho, todos los “crónuts” del día se venden en apenas una hora. El éxito ha sido inmediato, con las redes sociales como gran vidriera.
“El primer día hicimos 50. Al día siguiente 100 y todo se vendió en 20 minutos. Desde entonces tenemos entre 150 y 200 personas que esperan cada mañana frente a la tienda”, cuenta a la AFP Dominique Ansel en su pastelería del coqueto barrio de Soho.|
Con su “crónut”, lanzado el 10 de mayo y cuya marca registró de inmediato, Dominique Ansel quería crear algo “original y nuevo” que integra “los dos lados de las culturas” estadounidense y francesa.
Liviano como una medialuna francesa, con la forma redonda de una dónut, esta pasta de hojaldre se fríe en aceite de pepitas de uva, se rellena de crema y se decora con azúcar de arce y un glaseado.
¿El resultado? Blando y crocante, liviano y delicioso, aseguran sus fanáticos.
Su perfume cambia todos los meses: vainilla pétalo de rosa en mayo, limón arce en junio. Para julio, es un secreto.
El pastelero, considerado como uno de los mejores de Nueva York, afirma haber ensayado una decena de recetas. “Me llevó dos meses encontrar la fórmula perfecta”, confía. El resultado ha sido tan bueno que Jessica Amaral, de 30 años, salió de su casa a las tres de la mañana para comprar dos “crónuts” para su octavo aniversario de casamiento.
“Es un poco idiota. Pero había leído en internet que los primeros llegaban a las tres de la mañana. En realidad, llegaron sobre las cinco”, confiesa.
Steven Go, cocinero, llegó un poco después de las cinco desde Staten Island (una isla al sur de Nueva York), por pedido de su mujer. Le siguió Justin Gorder, un vendedor de 30 años, que manejó una hora desde el sur de Nueva Jersey (este).
Para satisfacer a un máximo de clientes, la pastelería ha limitado los “crónuts” a dos por persona. Al principio eran seis, pero los “crónuts”, a cinco dólares cada uno, empezaron a venderse en el mercado negro en internet hasta ocho o diez veces su precio original, explica Ansel.
A las ocho de la mañana, el propio chef, vestido con delantal blanco, abre su tienda, saluda y hace entrar a los primeros clientes. Agotada, Jessica Amaral recupera la energía.
Poco antes de las nueve ya se vendieron casi todos los entre 250 y 300 “crónuts” del día.
Un empleado sale a distribuir mini-magdalenas a la fila de espera y tranquiliza a aquellos que, llegados a las siete, están casi en la puerta de la tienda. “Tienen 40% de posibilidades”, les dice. A las 09H05, Dominique Ansel sale él mismo para advertir al gentío: “Hemos vendido todo por hoy”.

NO ES BROMA

martes, 18 junio, 2013

CONDOLEZZA

El Kings County Bar de Brooklyn, en Nueva York, organiza el próximo 20 de julio un curioso concurso: el del pene más pequeño.
El bar, ubicado en el barrio neoyorquino de Brooklyn, pretende homenajear así a los hombres con penes pequeños, donde además los participantes tendrán que desfilar en traje de baño.
Los propietarios del bar quieren homenajear a los hombres con miembros viriles más modestos.
El bar garantiza que no se permitirá ningún tipo de grabación de vídeo ni la realización de fotografías y la única condición para poder participar es tener como mínimo 21 años y menos de 20 centímetros de miembro (han puesto el lístón de ‘lo pequeño’ un poco alto, ¿no?).
Y ahora bien… os preguntaréis qué ofrecen a cambio.
El premio son 200 dólares en efectivo, una corona y el honorífico título de ‘Mr. Smallest Penis 2013’ o lo que es lo mismo, Mr. Pene Pequeño 2013.

El caso es que si estás interesado en participar, tienes que apuntarte mandando un correo a spb.brooklyn@gmail.com

ADIOS A LAS IMITACIONES

lunes, 17 junio, 2013

FOTO NYC 338

Los viajes de miles de personas a la calle Canal de Chinatown para adquirir a bajo costo productos “piratas” de marcas famosas podrían convertirse en una pesadilla si el Concejo de la Ciudad de Nueva York aprueba una medida que penalizaría con $1,000 de multa o un año de cárcel a quienes compren estos artículos.
¿Quién no ha elogiado una cartera fabulosa de marca Louis Vuitton y escuchado de vuelta “gracias, me costó $25 en Chinatown”? Y como ese son millones los ejemplos sobre joyas, bolsos, correas, accesorios, etc…
Durante años, no ha sido un secreto que en la calle Canal de NYC se consiguen copias falsas de miles de artículos a precios que dan risa frente a los de los originales. ¿Otro ejemplo? De un reloj Cartier original, que podría costar $3,000 la copia falsa se puede conseguir en Chinatown por $50 o menos (y resistente al agua).
Hasta el momento, la Ciudad de Nueva York se había enfocado en tomar medidas punitivas contra los vendedores de esos productos, lo que provocó que surgieran otras estrategias.
De un tiempo a esta parte, hay personas que se acercan a quienes caminan por el área -mayormente turistas- y les invitan a que vean las mercancías pirateadas en otro lugar. También hay hombres y mujeres que ocultan muestras de los falsos relojes Rolex, Rado y Cartier, entre muchos otros, y de vez en cuando se abren uno de los lados de sus chaquetas para ofrecer la mercancía.
Pero todo ese operativo podría pertenecer pronto al pasado si la Ciudad de Nueva York aprueba la medida bajo su evaluación y que convertiría a la Gran Manzana en el primer lugar de los Estados Unidos que criminalizaría la compra de objetos falsificados al detalle.

NUEVOS RASCACIELOS EN NUEVO BARRIO DE NYC

lunes, 17 junio, 2013

FOTO NYC 337

Aunque Manhattan es uno de los lugares más superpoblados del mundo, en su limitado territorio todavía queda una extensa área sin explotar: se llama Hudson Yards y, cuando se acabe el mayor proyecto urbanístico de la historia de Nueva York, transformará para siempre el “skyline” de la ciudad.
Por ahora pocos saben situar en el mapa esa desolada zona que abarca desde la calle 30 hasta la 42, entre las avenidas 8 y 12, donde abundan los aparcamientos, los viejos raíles de trenes de mercancías, las cadenas de comida rápida y los solares.
En una vista aérea sobre la isla, ese terreno aparece como un gran vacío, un hueco en la ciudad de los rascacielos hasta el que no ha llegado todavía el desarrollo desenfrenado que tan evidente queda a tan solo una sola avenida, en Times Square.
Pero el proyecto imagina (eso sí, con la ayuda de unos realistas bocetos) un nuevo barrio construido desde cero que contará con unos 20,000 apartamentos, un gran centro cultural, hoteles, múltiples parques, una nueva línea de metro y más de una decena de rascacielos.
Poco a poco este titánico proyecto de $12,000 millones, el más ambicioso de la historia de Nueva York y uno de los mayores de capital privado de todo el país, empieza a tomar forma y esta misma semana se dieron a conocer los detalles del que será uno de sus mayores rascacielos: 3 Hudson Bulevard.
Situado en la intersección de la calle 34 con la avenida 11, este edificio de 305 metros de altura impulsado por la promotora Moinian costará entre $800 y $900 millones, albergará tanto oficinas como viviendas y contará con una azotea de dos pisos.
Pero ése no es el mayor rascacielos previsto para Hudson Yards. La promotora Related, que se encarga del lavado de cara del área que abarca desde la calle 30 hasta la 33, entre las avenidas 10 y 12, elevará la llamada Torre Norte a 407 metros, rozando la altura del Empire State Building.
La promotora ya está construyendo la Torre Sur, prevista para 2015 y que ha conseguido que la firma de accesorios Coach acepte trasladar su sede a ese edificio de 273 metros, que también contará con la empresa de cosméticos L’Oreal y la tecnológica SAP como inquilinos.
Además se está encargando de uno de los puntos neurálgicos del proyecto, el Culture Shed, un centro multicultural que será el nuevo hogar de la Semana de la Moda de Nueva York, que ahora se celebra en unas carpas temporales en el Lincoln Center.
Si algo ha conseguido sacar adelante este plan y que las promotoras crean en él ha sido el éxito sin precedentes del High Line, unas viejas vías de tren elevadas que, en lugar de ser destruidas como se llegó a proponer, fueron transformadas en un parque que ha convertido en oro cada barrio que ha cruzado.
Y es que el tercer y último tramo que se está construyendo de ese parque bordea Hudson Yards, ofreciendo el atractivo número de más de cuatro millones de visitantes cada año, que aprovechan el paseo para comprar en las tiendas o comer en los restaurantes que han ido floreciendo a sus pies.
Por ello, no es de extrañar que el primer rascacielos en inaugurarse en Hudson Yards, la Torre Sur, se esté erigiendo sobre ese parque, a imagen y semejanza del exclusivo hotel Standard, en el barrio de Meatpacking, también una vieja zona industrial que es ahora la meca de la élite neoyorquina.
El proyecto no habría podido salir adelante sin el compromiso inequívoco de Bloomberg, que ha destinado $3,000 millones de fondos públicos para prolongar la línea 7 del metro hasta este nuevo barrio, la primera construida en Nueva York en medio siglo.
Además, se está remodelando el centro de convenciones Javits Center y se convertirá una vieja oficina de correos en una estación de ferrocarril. Como por ahora todo es aire, los menos imaginativos pueden acercarse al Instituto Estadounidense de Arquitectura, que alberga hasta el 30 de junio una muestra sobre este gigantesco proyecto.