HOMENAJE A LOS GIANTS

Los neoyorquinos celebraron hoy por todo lo alto el triunfo de los Giants en el Super Bowl del fútbol americano con un multitudinario desfile por Manhattan, cuyas calles se tiñeron de color azul para homenajear a los campeones.

“Declaro a la ‘Gran Manzana’ como la ‘Gran Manzana Azul’”, dijo el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en referencia al color del equipo, al que recibió en el patio del ayuntamiento para entregar las llaves de la ciudad a los jugadores y al cuerpo técnico.

Bloomberg aseguró que “siempre supimos que mientras quedara tiempo y Eli Manning tuviera la pelota, ganaríamos el partido”.

Previamente, los Giants recorrieron el sur de Manhattan a bordo de un autobús entre los vítores de aproximadamente un millón de personas congregadas para ver a sus ídolos, que el domingo conquistaron su cuarto Super Bowl después vencer por 21-17 a los Patriotas de Nueva Inglaterra.

El recorrido se prolongó durante unas dos horas y atravesó el llamado ‘Cañón de los Héroes’, un tramo de la avenida Broadway en el que tradicionalmente los neoyorquinos rinden tributo a las grandes personalidades.

Los campeones se dieron así un baño de masas bajo una lluvia de más de 40 toneladas de rollos de papel higiénico y confeti, la tercera mayor cantidad de la historia de Nueva York tras los desfiles por la victoria de Estados Unidos en la II Guerra Mundial en 1945 y la llegada a la Luna del astronauta John Glenn en 1962.

Después del desfile en Nueva York, los Giants se dirigieron a Nueva Jersey, donde depositaron el trofeo Vince Lombardi que acredita al ganador del Super Bowl en el estadio Metlife que comparten con los Jets, el otro equipo de fútbol americano de la ‘Gran Manzana’.

Deje su comentario