LICENCIAS DE TAXIS POR 1 MILLON DE DOLARES

El precio de las licencias del servicio de taxi de Nueva York ha alcanzado este mes un nuevo récord al venderse dos placas -la chapa de aluminio que autoriza a operar uno de los taxis amarillos en la ciudad estadounidense- por un millón de dólares cada una (unos 716.000 euros cada unidad) en una operación acordada en el mercado de particulares.

Esta cantidad supone el mayor precio pagado por una licencia desde que entró en funcionamiento el nuevo sistema de distribución de permisos en 1937.

La venta de las dos licencias por un millón de dólares cada una se fraguó hace varios meses, cuando un especialista financiero del mundo del taxi, Nat Goldbetter, recibió la visita de un viejo conocido que quería vender dos placas que había comprado en los años 80 por 80.000 dólares cada una. El particular recibió una primera oferta de 975.000 dólares por cada licencia pero la rechazó porque quería obtener una cantidad mayor.

Finalmente, debido a que la oferta de licencias cada día es menor, Goldbetter consiguió encontrar un comprador que ofreció un millón de dólares por cada permiso y el contrato de venta fue firmado a mediados de octubre.

Goldbetter también logró en 1985 otro récord en la venta de licencias de taxi al conseguir colocar por primera vez una placa por 100.000 dólares, una operación que llevó su historia a la primera plana del ‘The New York Times’. “Este tipo de historia se ha repetido, lo único que multiplicada por diez”, afirmó.

La ciudad de Nueva York tiene 13.237 licencias de taxi. Las nuevas licencias se venden por subasta pero la oferta no suele ampliarse, por lo que la escasez de permisos hace que los precios suban de forma alarmante.

Deje su comentario